La UJA lleva a cabo un proyecto de lectores de libros de tinta electrónica en el aula, que evitaría el cansancio ocular

Alfonso Ureña (segundo por la izquierda), junto a alumnos que han trabajado en el proyecto
Alfonso Ureña (segundo por la izquierda), junto a alumnos que han trabajado en el proyecto
Alfonso Ureña (segundo por la izquierda), junto a alumnos que han trabajado en el proyecto

El grupo de Sistemas Inteligentes en Acceso a la Información (SINAI) de la Universidad de Jaén ha llevado a cabo una experiencia del uso de lectores de libros de tinta electrónica en el aula, dentro de un proyecto financiado por la empresa Grammata, S.L., que evitaría el cansancio ocular y permitiría actualizar apuntes, entre otras ventajas.

La tinta electrónica se abre camino en el mundo universitario en la búsqueda de sistemas que permitan disponer de los documentos necesarios en una clase o reunión, sin necesidad de imprimir en papel.

Luis Alfonso Ureña, profesor de Informática de la Universidad de Jaén, explica que los dispositivos de tinta electrónica permiten leer textos con calidad similar al papel y sin necesidad de una fuente de luz interna, a diferencia de dispositivos como ordenadores portátiles o tablets. “Esto evita el cansancio ocular provocado por las pantallas retroiluminadas y proporciona una óptima lectura cualesquiera que sean las condiciones de luz ambiente”, apuntó.

Gracias a la tecnología facilitada por la empresa Grammata, S.L. en sus modelos Papyre, un grupo de alumnos ha tenido oportunidad de usar estos dispositivos en el aula durante el curso 2010- 2011.

Esta experiencia ha sido evaluada desde una orientación pedagógico-didáctica, con resultados muy positivos. Tanto es así, que se plantea dar continuidad a la colaboración entre la empresa y la universidad para seguir explorando las posibilidades que estas tecnologías ofrecen.

El grupo SINAI ha sabido sacar provecho a las funcionalidades de los dispositivos suministrados, “desarrollando un sistema que, mediante conexión inalámbrica, permite al alumno actualizar los apuntes y material de una asignatura desde la infraestructura de docencia virtual que utiliza la Universidad de Jaén, para alojar todo el contenido docente de las titulaciones impartidas”, subrayó.

De esta forma, sin necesidad de ir a la fotocopiadora, el alumno podía disponer en cualquier momento y en cualquier lugar del campus de todo el material suministrado por el profesorado y visualizarlo en el lector, por lo que se permite un mayor dinamismo y acceso inmediato.

“Si, además, sumamos la alta autonomía de estos dispositivos, que pueden realizar con una sola carga de batería miles de pasos de página, estamos entonces ante una auténtica alternativa al papel. De esta forma, se estudia la viabilidad de un paradigma donde el estudiante no necesite de versiones impresas de apuntes y otros documentos, con el ahorro económico y medioambiental que esto implica”, señaló Ureña.

El Grupo de Sistemas Inteligentes en Acceso a la Información es un grupo de investigación de la Universidad de Jaén con amplia experiencia en la implantación de nuevas tecnologías para el acceso a la información. La producción científica de dicho grupo se centra principalmente en el estudio y desarrollo de tecnologías del lenguaje humano.

Grammata es una empresa granadina, con capital 100 por ciento español, fundada en 2002. Desde 2006 está orientada al diseño y comercialización de libros electrónicos y de sus contenidos. Uno de los objetivos de Grammata es permitir una lectura de calidad en soporte electrónico. Para ello comercializa la gama de productos Papyre desde su web (www.grammata.es) y a través de grandes superficies, canal de distribución de electrónica y librerías.

 

Autor: Grupo de Sistemas Inteligentes en Acceso a la Información (SINAI) de la UJA

Etiquetas