Desarrollan un nuevo método de control antidopaje con resultados precisos en solo un día

Grupo de investigación 'Química Analítica' de la Universidad de Jaén.

Científicos del grupo Química Analítica de la Universidad de Jaén (UJA) han desarrollado un nuevo método de control antidopaje más rápido, sencillo y fiable. Los resultados de los análisis alcanzan una mayor o similar precisión que los actuales y se obtienen en un día, lo que agiliza el proceso, que hasta ahora, requiere varias jornadas. Las pruebas ya podrían aplicarse a casos como el abuso de sustancias dopantes en deportistas, controles o accidentes de tráfico, así como en juicios donde sea necesario recurrir a la Química forense.

Entre otras ventajas sería posible efectuar análisis retrospectivos. Esto implica comprobar en muestras ya estudiadas, si contienen otro tipo de sustancias ilegales que en un primer momento no fuesen de interés y ahora o en un futuro sí, explica a la Fundación Descubre el investigador de la UJA, David Moreno.

El sistema combina dos técnicas. En concreto, la muestra pasa por un equipo de cromatografía líquida de nanoflujos, en los que se separan los distintos componentes de la orina, en este caso estupefacientes o elementos dopantes. Posteriormente pasan al espectrómetro de masas, donde se identifican qué sustancias están presentes, a través de su masa molecular y así verificar la presencia de drogas.

El nuevo método se describe en el trabajo titulado ‘Dilute-and-shoot coupled to nanoflow liquid chromatography high resolution mass spectrometry for the determination of drugs of abuse and sport drugs in human urine’, publicado en la revista Talanta. Su autor, David Moreno, indica que los ensayos se encuentran en fase preliminar, aunque ya se han analizado más de 80 drogas de abuso diferentes, que se usan en dopaje y en breve se ampliará el número de sustancias examinadas. El siguiente paso consiste en realizar estudios en casos reales.

El empleo de la técnica de la cromatografía líquida de nanoflujos acoplada a la espectrometría de masas de alta resolución destaca entre las novedades del estudio. “El método es muy sensible. Podemos determinar concentraciones muy bajas de estos compuestos, incluso inferiores a los límites legales, lo que disminuye los errores por falsos negativos en los análisis”, afirma el investigador. Además, este nuevo sistema simplifica el procedimiento, ya que solamente hay que obtener la muestra de orina, diluirla y filtrarla. Así se evitan pérdidas de los compuestos a determinar debido a la manipulación de la muestra, frente a los métodos que su utilizan actualmente, que cuentan con numerosos pasos y que pueden incurrir en el aumento del error de medida.

Averiguar la cantidad

Los investigadores señalan que existen otras metodologías más rápidas, como las de ‘screening’ o cribado. Por ejemplo, en control de drogas, se emplean tiras reactivas, en donde se deposita la muestra a analizar. Éstas cambian de color dependiendo de un resultado positivo o negativo. Sin embargo, la técnica desarrollada por el grupo de Química Analítica de la Universidad de Jaén, cuyo responsable es el catedrático Antonio Molina Díaz, define no solo si se hallan sustancias ilegales en esa muestra, sino también la cantidad de las mismas y en un solo día.

Este nuevo sistema, añade el experto, podría ampliar el análisis a un gran número de materias: “Con los datos generados en el espectrómetro de masas que utilizamos, se podrían buscar otros compuestos que actualmente no tengan relevancia, pero que puedan presentar interés a lo largo de los años”.

En control de drogas en aduanas, donde se necesitan resultados inmediatos, se usan métodos como el de ‘screening’. Sin embargo, la técnica planteada por estos investigadores se aplicaría en muestras sospechosas, que estuvieran enmascaradas y que no se pudieran analizar con el procedimiento de cribado. En juicios, por ejemplo, podría emplearse en procesos de extracción de pelo, donde la presencia de drogas permanece más tiempo que en la orina, donde en pocas semanas se metabolizan todos los elementos y desaparece su huella en el organismo.

Para controles de tráfico también se simplificarían los procedimientos. Además de la cantidad, se cotejarían los diferentes tipos de sustancias que habría consumido. Los test que se emplean actualmente detectan muy pocos componentes y no abarcan la gran diversidad de éstos. Sin embargo, con este tratamiento, comenta el autor del artículo, se unificaría todo en un solo método sin necesidad de disponer de un kit o equipo para analizar cada sustancia.

Aunque requiere procesos de validación más exhaustivos por parte de instituciones oficiales como la World Anti-Doping Agency (WADA), ya existe la posibilidad de usarse en este tipo de controles a deportistas. “Habría que validarlo según sus protocolos pero en cuestión de meses se podría aplicar perfectamente”, asegura el doctor Moreno.

El estudio se engloba dentro del proyecto ‘Nuevas aproximaciones experimentales a la solución de las limitaciones actuales de la cromatografía de líquidos/espectrometría de masas (LC-MS) en análisis de contaminantes orgánicos’, financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y los Fondos FEDER.

Author

Fuente: Fundación Descubre.